11 ago. 2014

Reseña El médico

FICHA TÉCNICA

Título: El médico
Autor: Noah Gordon
Editorial: Roca editorial
Nº páginas: 796
ISBN:8496940004
Saga:La Familia Cole
Libros de la saga:
El médico
Chamán
La doctora Cole

Sinopsis

Esta arrebatadora novela describe la pasión de un hombre del siglo XI por vencer la enfermedad y la muerte, aliviar el dolor ajeno e impartir el don casi místico de sanar que le ha sido otorgado. Arrastrado por esa pasión, recorrerá un largo camino que le conducirá, desde una Inglaterra en que domina la brutalidad y la ignorancia, a la sensual turbulencia y el esplendor de la remota Persia, donde conocerá al legendario maestro Avicena, que está experimentado con las primeras armas de la medicina moderna.


OPINIÓN PERSONAL

El médico cuenta la historia de Rob J. Cole, un niño inglés del siglo XI que entra al servicio de un peculiar barbero con un peculiar nombre, Barber. Barber enserá a Rob todo lo que sabe sobre la medicina, pero un día, esos conocimientos no son suficientes para Rob; él ansía conocer cada enfermedad y sus remedios pero para ello deberá emprender un peligroso viaje hacia las lejanas tierras de Persia en cuyo maristán imparte clase el príncipe de los médicos, el célebre Ibn Sina, más conocido como Avicena.

El médico es uno de esos clásicos modernos de los que todos los amantes de la lectura hemos oído hablar alguna vez. Este, al menos, es mi caso, pues es uno de los libros de los que mi madre siempre ha hablado maravillas y la verdad es que para mí también ha sido una maravilla leerlo. Noah Gordon nos presenta una novela de carácter realista que nos cuenta la vida y penurias de Robert Cole un joven huérfano lleno de hermanos sin oficio ni beneficio que un día conoce a un cirujano barbero que le enseñará al pequeño protagonista el arte de curar mientras viajan de pueblo en pueblo por toda Inglaterra.

Gracias a los viajes de Rob y Barber, el autor nos permite conocer los dos tipos de médicos o sanadores que había en la época y, al mismo tiempo, la imagen que tenía la sociedad occidental de ellos. Por un lado tenemos a los médicos de prestigio que, casualmente, son los charlatanes que utilizan contra todo mal los purgantes ( una sustancia similar a un laxante pero mucho más potente, para entendernos) y las sangrías. Por otro lado tenemos a los médicos y sanadores de verdad, que gozan de menor prestigio y, por lo tanto de menos honorarios y, por si fuera poco, estos últimos son los que deben tener especial cuidado, porque cualquier medicina que receten o cualquier cosa que hagan puede ser susceptible de ser considerada hechicería. Irónico ¿no? Aquellos que no saben nada y provocan más muertes gozan de reconocimiento mientras quienes realmente salvan vidas pueden ser brujos que tratan de matarnos.

Por el contrario, a lo largo del libro nos encontramos con una sociedad completamente opuesta a la occidental respecto a medicina. Los médicos persas se forman en escuelas, han de superar exámenes y estudiar y trabajar durante varios años para poder convertirse en médicos. Pero sobretodo, lo que diferencia a los médicos orientales, es el gran respeto que les tiene la población; allí ser médico es tener una profesión privilegiada y admirada al contrario que en Europa que cuenta con un pensamiento arcaico y supersticioso de la medicina en comparación con las culturas orientales.

En mi opinión, el punto fuerte de la novela recae en el protagonismo que le da el autor a la medicina y lo avanzada que estaba en algunos aspectos para aquella época en la que contaban con menos de la mitad de lo medios con los que contamos ahora. A mí como estudiante de Farmacia, me ha encantado este recorrido por la historia de la medicina ya que me he ido encontrando a lo largo del libro con personajes como Avicena o con remedios naturales a base de plantas o, simplemente de una correcta alimentación, que ya he estudiado a lo largo de la carrera. Ésto me resultaba muy divertido porque cada vez que nombraban una planta, o alguna teoría de Galeno, Hipócrates o el mismo Avicena sabía de qué estaban hablando y me sentía... no realizada pero no sé muy bien cómo explicarlo jajajaja. Dejando un poco al lado esto de la realización que me acabo de sacar de la manga no sé muy bien por qué, también es gracioso leer como dan por ciertas y categóricas algunas teorías que son del todo absurdas pero que no hacen otra cosa que dar cierto tinte cómico y exótico a la novela.

Cambiando radicalmente de tema me gustaría resaltar que la novela está dividida en diversas partes que se corresponden con los diferentes lugares clave que va visitando Robert Cole. ¿Por qué os cuento esto? Por que a lo largo de la novela el protagonista recorre un sinfín de lugares exóticos y no tan exóticos que son descrito de una manera asombrosa por Noah Gordon. El poder descriptivo del autor es tal, que vives literalmente en los mismos lugares que Robert, sientes la arena de Persia, la humedad de Londres, el frescor de Ecocia... Sin embargo, reconozco que este aspecto es a su vez punto fuerte y punto flaco porque quizá para algunos estas descripciones resulten excesivas y provoquen que el libro sea más lento. Sin embargo, lo bueno del libro es que el autor mezcla un poco de todo para que nadie se aburra.

Los aspectos médicos están tratados con precisión, pero el autor no recae en tecnicismos que nadie entiende; hay muchas descripciones que pueden resultar tediosas para algunos, pero se intercalan con las vivencias graciosas, trágicas, duras, amistosas y amorosas del protagonista evitando que el lector caiga en la monotonía.

Por último, que me estoy enrollando mucho ya, quiero hablaros un poco del papel de los personajes en la novela. Es verdad que a lo largo del libro nos encontramos con infinidad de personajes y que sólo uno está desarrollado completamente para que el lector le comprenda, viva y crezca con él. No obstante, los personajes secundarios que aparecen en un momento u otro del libro juegan siempre un papel decisivo en la vida del protagonista, aunque sí es verdad que se echa de menos profundizar un poco al menos en los sentimientos de alguno de ellos.



 El médico de Noah Gordon es un libro que recomiendo a todos aquellos que os atraiga la medicina, la historia o simplemente una mezcla de ambas con tinte de amor y amistad en un entorno que no puede ser más idílico y peligroso para un cristiano europeo.

2 comentarios:

  1. ¡Hola, Patricia!♥

    Este libro me lo han recomendado un montón, las primeras páginas me dijeron que eran algo aburridas/densas, pero que luego la historia cogía muy buen ritmo. A mí sí que me interesa mucho el tema de la medicina y tal, y la ambientación debe molar un montón.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Claudia! Espero que si al final llegas a leerlo te encante, a mi me ha fascinado la verdad (:

      Eliminar